Emoción vs Sentimiento (II)

0
(0)

“Cuanto más abiertos estemos a nuestros propios sentimientos, mejor podremos leer los de los demás”

Daniel Goleman

Preparando las cartas emocionales que comenté en el post anterior sobre las emociones (os dejo aquí el enlace) me dí cuenta que de que algunas emociones que ponía en esas cartas, podrían ser sentimientos y no emociones.

A raíz de estas dudas en la preparación de las cartas (que tengo la primera versión muy avanzada, dicho sea de paso) me decidí a hacer este post.

Además, vi que ese post que os comentaba al inicio., ha tenido muchas interacciones y he recibido comentarios, y he decidido hacer una saga sobre este tema. El anterior sería el primero, este va en segunda posición, y ya tengo una lista de post para ir sacando sobre este tema.

Tengo ganas de hacerlo porque me parece que la inteligencia emocional es una habilidad o capacidad muy importante que tenemos que tener, ser consciente de ella, y aprender.

También creo que es el momento adecuado, porque yo estos meses estoy experimentando cambios emocionales bastante más bruscos que en otras ocasiones y he tenido la necesidad de hacer un diario emocional y entender mis emociones para ver qué hay detrás. Y quizá esta experiencia personal os puede ayudar a todos. Ya os contaré qué es eso del diario emocional cuando avance en la saga =).

Y ahora sí, vamos a ver qué es esto de emoción y sentimiento, porque a priori podemos pensar que es lo mismo, pero en absoluto.

¿Qué es una emoción?

Una emoción es un conjunto de respuestas neuroquímicas y hormonales que nos predisponen a reaccionar de cierta manera ante un estímulo externo (algo que veo, u oigo) o interno (pensamiento, recuerdo, imagen).  

Las emociones son transitorias, lo que hacen que nos saquen de nuestro estado habitual, nos impulsan y motivan hacia la acción. Esto quiere decir que una emoción dura segundos o minutos a lo sumo, traspasado este tiempo pasa a un estado de ánimo/sentimiento que corresponda.

Se originan en las regiones subcorticales del cerebro, la amígdala y las cortezas prefrontales ventromediales, creando reacciones bioquímicas en el cuerpo que alteran el estado físico (si, lo sé, estos términos no son míos, es investigación más científica =) ).

Son energía que se mueve a través de nuestro cuerpo y que sólo se estanca si las reprimimos.

Esto que voy a decir ahora, es realmente importante:

Una emoción no es buena ni mala como tal, es una respuesta del organismo a diversos estímulos para la supervivencia de la persona.

Esto que quiere decir, que aparecen en función a un suceso, y nos quieren mandar un mensaje, estar triste no es malo y alegre bueno. Son emociones que tenemos que aceptar, saber el mensaje que vienen a decirnos y actuar en consecuencia.

Las emociones preceden a los sentimientos, son físicas e instintivas. Por este motivo, pueden medirse objetivamente mediante el flujo sanguíneo, la actividad cerebral, las micro expresiones faciales y el lenguaje corporal. Escribí un post sobre la morfopsicología, os dejo un enlace aquí porque es súper interesante y algo que debo de volver a retomar.

Existen unas emociones básicas y unas emociones secundarias. De esto hablaré específicamente cuando lance la primera versión de las cartas.

¿Qué es un sentimiento?

El sentimiento es la suma de emoción y pensamiento, es decir, es el resultado de las emociones. Una emoción se transforma en sentimiento en la medida que uno toma consciencia de ella.

El sentimiento es la experiencia subjetiva de nuestra experiencia emocional, es decir, en el sentimiento interviene un componente cognitivo y subjetivo. Por tanto, un sentimiento se da cuando etiquetamos la emoción y emitimos un juicio acerca de ella. 

Los sentimientos suelen durar más tiempo que las emociones, y se dan después de las emociones, no hay sentimiento sin emoción. Involucran información cognitiva, generalmente subconsciente, y no se pueden medir con precisión.

En resumen, un sentimiento es una representación mental de lo que sucede en tu cuerpo cuando tienes una emoción y es el subproducto de que tu cerebro percibe y asigna significado a la emoción. 

También podemos dividir los sentimientos en tipos, que como comenté antes, también hablaré de un post específico sobre los tipos de sentimientos, para que no se haga este post tan largo, y porque es otro el objetivo.

Emoción vs Sentimiento

Como bien decía al inicio, emoción y sentimiento son dos palabras que se usan indistintamente, sin saber si de verdad hablamos de emoción o sentimiento. Sin embargo, existen claras diferencias entre ambas. Saber diferenciarlas puede nos a ayudar a cambiar comportamientos poco saludables y a encontrar más felicidad y paz en nuestra vida.

Los sentimientos y las emociones son dos caras de la misma moneda y están muy interconectados, pero son dos cosas muy diferentes

Emoción/Sentimiento

Donde hay una emoción siempre hay un sentimiento o más y no se puede aislar un sentimiento de una emoción. Es importante saber esto.

Este cuadro muestra las principales diferencias entre emoción y sentimiento. Algo en común que tienen es que, tanto las emociones como los sentimientos, tienen que ver con lo irracional, es decir con la manera subjetiva con la que experimentamos una situación.

Ser conscientes de nuestros sentimientos ayuda a poder gestionarlos. Sin embargo, las emociones aparecen queramos o no, ya que aparecen de forma automática ante una situación o pensamiento.

En resumen, las principales diferencias entre emoción y sentimiento son su duración, intensidad y reacción de nuestro cuerpo.

Terminando…

Espero que este post, os haya venido tan bien como a mi para asentar unos conocimientos bases. A mi me ha servido para recordar todo aquello que aprendí en el master de coaching e IE, y para ser más explícita en mi diario emocional.

Existen más términos relacionados con la emoción, por ejemplo, estado de ánimo, temperamento, sensación… Pero no es el objetivo de este post. No obstante, lo tengo en mente en mi saga, porque es muy importante entender el proceso que seguimos cuando nos ocurre un suceso y entender cada uno de estos términos para, como decía, poder entender y ser más felices.

Finalmente, decir que, aunque esté preparando una saga, no todas las semanas seguidas publicaré sobre esto. Como siempre digo, con el blog trato de escribir sobre aquello que me gusta y conozco, libros, experiencias, etc., y no quiero que se convierta solo en inteligencia emocional. Así que, quienes me sigáis cada semana, no os asustéis que, en principio, no cambio el rumbo de mis posts.

¡Feliz miércoles!

¿Cómo de útil ha sido esta publicación?

¡Haz clic en una estrella para calificarla!

Puntuación media 0 / 5. Recuento de votos: 0

No hay votos hasta ahora! Sé el primero en calificar esta publicación.

Como encontraste útil esta publicación...

¡Sígueme en las redes sociales!

¡Lamento que esta publicación no te haya sido útil!

¡Permíteme mejorar esta publicación!

¿Cuéntame cómo puedo mejorar esta publicación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.