Cómo crear equipos de alto rendimiento: Empieza por una alianza

“Ninguno de nosotros es tan inteligente como todos nosotros juntos”

Ken Blanchard

Crear equipos de alto rendimiento es una de las responsabilidades que tenemos como Scrum Master (o al menos es una opinión mía). Hoy quiero compartir una herramienta básica que nos permitirá iniciar el viaje: la alianza. 

La semana pasada, llevé una alianza de equipo, en un equipo relativamente nuevo, y digo relativamente porque parte del equipo llevaba trabajando juntos un tiempo pero se incorporaron varias personas de nuevo, y considero que la “ida” de algun miembro del equipo, o la entrada de otros a ese equipo, supone una formación de un nuevo equipo. Así que vi una oportunidad de unificar a las personas trabajando bajo un acuerdo común.

¿Qué es eso de una alianza de equipo?

Siempre pongo el ejemplo de cuando éramos niños, o si tenéis hijos. A mi siempre me han puesto unas “normas” o acuerdos de convivencia en casa: No llegar más tarde de x hora, comer a estas horas, no palabras mal sonantes, la educación y el respeto, etc.

Pues en el equipo igual, una alianza es una especie de acuerdo entre el equipo en cuanto al trabajo y día a día se refiere, “las reglas del juego”.

También suelo poner el símil de cuando jugábamos siendo niños, todas las personas necesitamos conocer cuáles son las reglas a seguir. Sin saber las normas el juego puede ser un caos e incluso acabar en una discusión. Al contrario, si las aclaramos bien y nos podemos de acuerdo será muy probable que lo pasemos genial.

La alianza es la herramienta que aprendí en el master de coaching y la ultilizamos los coaches cuando comenzamos a trabajar con un equipo. Se trata de dejar escrito cómo queremos comportarnos en el equipo y, sobre todo, ponernos de acuerdo en los términos. 

Por ejemplo, quizás queremos que haya confianza y es importante que debatamos sobre ello: «¿Qué es la confianza en este equipo? ¿Qué cosas suceden (y cuáles no suceden) cuando hay confianza?».

Diseñar una buena alianza puede llevarnos 1 o varias sesiones de trabajo y es importante fijarse en algunas claves:

  • Todas las personas deben estar de acuerdo en cada elemento que se incluya. Si una voz no está de acuerdo hay que aclarar en qué sí estamos de acuerdo. De lo contrario no se puede añadir a la alianza. No temas si empezáis poniendo muy pocas cosas en la alianza; eso ya revelará algo sobre el equipo ¿Qué dice de este equipo el hecho de que sólo estéis de acuerdo en estos aspectos?
  • Es un elemento vivo. En cualquier momento cualquier componente del equipo puede proponer añadir o quitar algún elemento de la alianza. No hay que aferrarse, a veces la primera versión de la alianza es poco realista y hay que ir depurándola.
  • Cualquier persona puede hacer referencia a la alianza para defender una acción. Por ejemplo, alguien puede aportar una idea algo extravagante y el resto del equipo reirse o menospreciarla. En ese momento podría pedir que se tuviera en cuenta la alianza, si se incluyó el respeto y la sinceridad.
  • La alianza debe estar presente en las reuniones de equipo y en la mente de todos los componentes del equipo. Es conveniente tenerla impresa y recordarla antes de las reuniones, sobre todo al principio.

La alianza aplica en todos los tipos de relaciones. En equipos de trabajo y también en la familia o en las parejas. Imagina cómo serían tus vacaciones si en la alianza incluyérais que todos los problemas se resuelven antes de ir a dormir. Conozco a gente que lo hace y el efecto es un bálsamo para la relación familiar.

Incluso, se puede utilizar con uno mismo. Yo tengo mi propia alianza para algunas cosas, por ejemplo, un acuerdo conmigo misma de escribir los post los domingos, por qué, porque he tenido las experiencias de al final por unas cosas u otras escribirlo los martes, rápido y corriendo y no con la calidad que me gustaría (pero me servía como MVP). Pero para mi escribirlo los domingos mejora mi salud.

Y qué pasa si rompo esa alianza, que llegan esas consecuencias por las que acordé escribirlo los domingos, y me reafirmo en lo potente que es tener esta alianza y desde entonces, no “he fallado” no un domingo =). Otro tema a incluir en mi alianza, es cuando tenga vacaciones, cómo actuar, que lo tengo pendiente.

Mi experiencia con la alianza y los equipos

A veces, me explico como un libro cerrado, es por eso, que en la convocatoria de la sesión, expliqué de qué se trataba la alianza, y adjunté este vídeo que lo explica muy bien.

No obstante, en la misma sesión hablamos de ello, y expliqué mi punto de vista reforzando el mensaje del video. Una vez esto, el equipo se puso en marcha.

¿Qué temas han salido en mis experiencias en las alianzas?

  • Temas de puntualidad, y cómo actuar en caso de no ser puntual o si dejar algunos minutos de cortesía.
  • Asistencia a reuniones mínimo de dos en dos, para que la información de esta reunión no quede solo en una persona y haga demasiado filtro, o en la toma de decisiones no quede solo en una persona.
  • La confidencialidad a la hora de respetar los temas que se tratan dentro del contexto de trabajo o personal dentro del equipo si se hace explícito esto, de esta manera se acentúa la confianza
  • Respetar los turnos de palabra

Estos son solo algunos puntos que recuerde, pero cada equipo establece los suyos, recuerda, nosotros como Scrum Masters/Agile Coaches/Agentes del cambio… es facilitar la sesión, y hacer preguntas potentes, sobre todo para bajar a la tierra comportamientos concretos y no temas generales como respeto, es decir, que es el respeto para nosotros, y cómo damos valor o faltamos a ese respeto, qué comportamientos….

Terminando…

¿Por qué las normas hacen que un equipo de trabajo fluya mejor? Porque son indicadores de la acción. Y además, porque en base a dichas normas también es más fácil pedir responsabilidades cuando no se cumplen por alguna de las partes.

Establecer una alianza común para todos los integrantes de un equipo hace que las personas conozcan los límites y sepan qué se puede y qué no se puede hacer, sin entrar en interpretaciones, ofensas, etc. Y esto deriva a corto plazo a no tener conflictos, o si existen, saber cómo actuar.

Para terminar esta sesión y reforzar el sentimiento de equipo, un punto fundamental es generar historia como equipo, a que me refiero, a que en un futuro, podamos de hablar de nuestro nombre de equipo, nuestro adn, que nos identifica, y cuáles son nuestras fortalezas, nuestra alianza, nuestra visión y todo esto hace nuestra historia (este es mi objetivo con este último equipo).

Si vosotros habéis hecho alianzas de equipo, me encantaría saber vuestras experiencias y nutrirme de ellas !

¡Feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.