Cómo ser el scrum master que tu equipo necesita

«La reflexión es el mejor antídoto frente a los problemas.»

María Morales

¿Te has preguntado si como Scrum Master estás haciendo todo lo que puedes por tu equipo? Si no lo has hecho, te invito a que lo hagas.

Yo tengo muy claro mi papel como Scrum Master y mi visión y mi importancia de la gente en el día a día, pero últimamente,  es una pregunta que me hago (estoy en una época de reflexión en mi trabajo hacia lo bueno, lo mejor, lo que sobra…), y es que dependiendo del equipo con quien ejerzo de Scrum Master de una manera u otra. Lo que me llega a pensar, si esa manera viene provocada por el nivel de madurez de los equipos ¿qué pensáis?

Esta reflexión de si somos el Scrum Master que nuestro equipo necesita viene, porque, hoy día, me encuentro en constantes preguntas y dudas de qué es lo que hace un Scrum Master, preguntas de ortos hacia mí, yo tengo claro cual es mi objetivo sin duda en la empresa.

Y es que te podría citar de la a la z todas las responsabilidades que tiene un scrum master. De hecho, te dejo una infografía resumiendo sus responsabilidades que hice no hace mucho tiempo

Scrum Master

Pero, si voy a la práctica, con diferentes equipos, mis responsabilidades o tareas son diferentes, no se si me explico o si también os ocurre, bueno, quizá más mis tareas que mis responsabilidades.

Si bien es cierto, responsabilidades como velar por la metodología, ayudar al equipo a auto-organizarse, etc., lo hago con todos, pero con unos equipos, me fijo y pongo foco más en unas cosas y en otros en otras.

Si os pasa eso, lo siguiente que os pongo os puede venir bien para en función de lo que veáis siguiendo estas prácticas, tomar el camino adecuado:

Permanece en silencio, ¿pero es suficiente?

En cuanto a pertenecer en silencio, me refiero a ponerse en el papel de observador/expectador, ayuda mucho a entender y ver cómo el equipo se trata, se organiza, sacas mucha información de la observación.

Pero esto no basta. Mientras permaneces en silencio debes practicar la escucha activa; no basta con estar en silencio físicamente, debes estar en silencio mentalmente. Evita la tentación de pensar en tu respuesta mientras cualquier plantea una pregunta o hace un comentario.

Debes prestar toda tu atención a la persona, a lo que dice y cómo lo dice, al equipo. Y cuando te toque responder, piensa antes de hacerlo, no hay nada de malo en tomarse el tiempo necesario para hacerlo.

Si quieres contribuir a un equipo autónomo y auto gestionado, tus silencios como scrum mater son tan necesarios como tus consejos.

Yo, si os soy sincera, aun llevo 3 meses cumplidos en mi nueva empresa, pero sigo muchas veces, y en retrospectivas tomando el rol del espectador para seguir conociendo a mis equipos, esto es un trabajo que se tarda muchísimo, que puede parecer a simple vista, para el resto, no hacer nada, pero tiene un grandísimo valor añadido.

Permanecer en silencio, observar, escuchar, pensar antes de hablar, pero, sobre todo, esto lleva a entender sus “por qué” y “para qué” y entendiendo esto, creo que les entenderemos mejor para ayudarles más en su día a día, y no en tareas triviales como ayudarles a gestionar sus impedimentos no, en temas más profundos, de creencias, de valores, de principios…

Si observas y entiendes, sabrás ser el Scrum Master que tu equipo necesita. Como siempre digo, no hay un librillo que te diga qué hacer o cómo actuar en cada momento, sino siguiendo los valores, las responsabilidades, y entendiendo a tu equipo, sabrás sacar lo mejor de ti.

Revisa, no controles

Un Scrum Masters debe estar al tanto de lo que sucede con el equipo sin cruzar la línea de la microgestión. Para ello, debe poder revisar el avance sin que parezca que está controlando. La diferencia es sutil pero muy importante. Seguramente, ejecutando el paso anterior, también podrás obtener este.

Un Scrum Master no solo pregunta sobre el avance, ofrece ayuda para eliminar cualquier obstáculo o distracción que impide dicho progreso. Además, evita señalar a cualquier miembro del equipo. Y quizás lo más importante, se asegura de que el equipo tiene completa autonomía para resolver cualquier situación que se la ha pedido que resuelva. Y en caso de que no, ayudar a resolverla y proporcionar las herramientas necesarias para si en algún momento vuelve a suceder algo similar, el equipo pueda desenvolverse.

Por el contrario, controlar es muy diferente. Cuando se controla se busca el cumplimiento con un plan: ¿se han hecho los cambios que se acordaron?, ¿se han las cosas tal como se dijo? Controlar implica verificar, obtener información acerca del estado.

Controlar esta bien, siempre que se haga respetando la autonomía del equipo, pero revisar el avance es mucho mejor. A mi manera de entenderlo, revisar incluye la predisposición a ayudar y eliminar cualquier impedimento al progreso y no a que si no se cumple algo buscar culpables o castigar.

No sé si me he podido explicar bien, o trasladar mi visión y diferencia de esta parte, por favor, contarme vuestra visión también =).

Sirve al Equipo

Un Scrum Master brilla cuando lo hace el equipo. Por ello, debes hacer todo lo necesario para que tu equipo cumpla con los objetivos y pueda brillar. Y cuando el equipo lo logra, como Scrum Master debes celebrarlo y hacer que se sepa en la organización.

Así pues, un buen Scrum Master también ayuda a celebrar los éxitos (ya os contaré experiencias, o prácticas para estas celebraciones en otros post). Y al respecto es fundamental recordar que el éxito es del equipo, son ellos quienes lo lograron. Debes asegurarte de que el equipo y la organización reconozcan y respeten ese hecho.

Para ser el Scrum Master que tu equipo necesita debes cambiar la manera de pensar: de ¡Mira lo que he logrado! A ¡Mire lo que he ayudado a lograr al equipo! Y aun mejor ¡Mira lo que hemos logrado! Recuerda, un Scrum Master es un líder al servicio del equipo.

No sé si conocéis, pero ya en otro post lo explicaré, a modo de información, yo en mi día a día soy dos tipos de líderes:

  • Sirviente, para ayudar al equipo en todo lo que necesita.
  • Jardinero, voy sembrando pildoritas de la cultura agile, y hago de espejo en mis equipos de lo que está pasando, para que ellos mismos se den cuenta y tomen decisiones en caso de corresponder.

Despeja el camino

Como Scrum Master una de tus responsabilidades es remover los obstáculos que el equipo encuentra en su camino. Y una buena práctica es acabar cada día habiendo eliminado los obstáculos conocidos.

No significa que necesariamente puedas eliminar cada impedimento al final del día; algunos impedimentos requieren tiempo y muchas gestionas. Pero deberías hacer al respecto algún progreso todos los días. Y con hacer algún progreso también me refiero a ayudar a que ellos los eliminen, no necesariamente tienes que eliminarlos tú, porque recuerda que queremos equipos auto-organizados, si dependen de nosostros para los impedimentos, no conseguiremos nuestro objetivo, otra cosa es que ayudemos o en ocasiones contadas lo hagamos.

Si quieres ser el Scrum Master que tú equipo necesita, NO tienes que hacer el trabajo del equipo; debes hacer que su trabajo sea más fácil.

Trabaja para conocer lo qué no sabes

Para ser el Scrum Master que tu equipo necesita deberías contar con conocimientos específicos para ayudar al equipo a alcanzar sus objetivos.

No tienes que saberlo todo sobre cuestiones técnicas clave, pero si deberías saber lo suficiente para comprender el problema y ser capaz de explicarlo a otros cuando sea necesario. Esto incluye contar con una comprensión general del mercado, y de las principales oportunidades y amenazas del producto o servicio en cuestión. Así como conocer cómo se toman las decisiones en la empresa.

Esto me lleva a la cuestión que plantee hace tiempo, “necesita un scrum master tener conocimientos técnicos”. No, me refiero a conocer lo que hacen, el producto, entornos, que con el día a día acabas conociendo y todo ese conocimiento que vayas adquiriendo será de ayuda en el día a día.

Si no tienes todos esos conocimientos, deberías adquirirlos. Recuerda: NO significa que debas convertirte en desarrollador o en un especialista en marketing, por ejemplo. Pero necesita saber lo suficiente para comprender y poder ayudar a resolver los problemas.

Influenciar sin controlar

Cualquier Scrum Master necesitará aprender a influir en el equipo y en los que los que lo rodean de manera sutil e indirecta. De esta manera, podrá dirigir al equipo y a la organización en la dirección deseada: hacia una mayor Agilidad.

También tengo que decir, que, si, es influenciar, pero en el buen sentido de la palabra y en lo que creemos que es a mejor, y sin duda humildad si nos equivocamos y tenemos que dar un paso atrás para tomar otro camino.

Para ser el Scrum Master que tu equipo necesita no basta con ver que se cumplan los eventos, celebrar los éxitos o quitarse del medio para favorecer la auto gestión. Un Scrum Master debe saber cómo influir en el equipo y la organización.

Inicialmente será necesario influenciar en el equipo para dar a scrum la oportunidad que se merece, o para comportarse de manera más colaborativa. Con el tiempo, será necesario que el Scrum Master “venda” al equipo nuevas prácticas o técnicas.

Lo mismo es necesario a nivel de organización, y con el resto de personas que se relacionan con el equipo scrum. Puede que sea necesario influenciarlos para que se comporten de un modo determinado.

En cualquiera de los casos debes recordar que el Scrum Master no cuenta con ningún tipo de autoridad especial. Es por ello, que debe contar con la habilidad de influenciar sobre los demás.

Sé tan estricto cómo tu equipo necesite que seas, o no

Si alguna vez habéis tratado conmigo, sabréis que no soy un scrum Master purista que haya que cumplir a raja tabla. Sinceramente, pienso más en las personas, si a un equipo le aporta más hacer una cosa diferente o adaptar algo de la metodología y así es mejor, adelante, probemos. ¿Por qué no vamos a experimentar hacia lo que más nos aporte como equipo?

De todas maneras, hay que saber diferencia que habrá ocasiones que tendrás que ser estricto, con el PO, con el equipo, etc. Si conocéis que es el SHU HA RI, como sabéis, antes de experimentar, innovar etc, tenemos que seguir las “normas”. Con eso quiero decir, debes ser inflexible cuando se trata de ciertas reglas y no necesariamente confiar en la capacidad del equipo para encontrar el camino a seguir.

Por ejemplo:

  • No permitas que el equipo respete solo los principios Ágiles con los que se encuentra más a gusto.
  • Insiste en la participación de todos (todos somos un equipo)
  • Persevera en la necesidad de mejora continua

 

Y tú, ¿qué piensas?

Seas un Scrum Master, un Product Owner un miembro del equipo, o cualquiera que hay estado trabajando en un contexto de scrum en relación con un Scrum Master, ¿qué consejos ofrecerías a Scrum Master que quiere mejorar y convertirse en en los Scrum Master que su equipo necesita?

Por supuesto, por favor darme feedback, consejos, me gustaría mejorar en lo que hago, y si creéis que me sobra algo o me falta no dudéis en decirme y darme vuestra opinión, creo que el feedback de los demás aporta mucho en nuestro aprendizaje continuo.

¡Feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.