Conócete mejor a través de la ventana de JoHari

“Lo que sabemos es una gota de agua; lo que ignoramos es el océano”

Isaac Newton

Hoy vengo a hablaros sobre una herramienta que conozco desde hace muy poquito y que he querido aprender, probar y experimentar para conocer más en profundidad la herramienta.

Esta herramienta en la ventana de JoHari. Es una herramienta muy útil para el análisis de uno mismo, y la gran ventaja es que se puede aplicar en cualquier área de la vida (con la familia, amigos, en el trabajo, compañeros de clase, etc.).

La realidad es que todos tenemos áreas de nosotros que el resto desconoce, pero también ocurre al contrario. Los demás coinciden en algo de nuestra forma de ser y, sin embargo, no somos conscientes de ello.

Por ejemplo, creemos que trabajamos muy bien en equipo y el resto de compañeros esperan más de nosotros. O pensamos que se nos da mal hablar en público porque nos ponemos muy nerviosos y nuestros colegas opinan que nos desenvolvemos a las mil maravillas.

Las diferentes percepciones suele ser un foco de problemas en las relaciones personales y profesionales, por eso, si mejorásemos en nuestro autoconocimiento, tendríamos mayor capacidad para reducir posibles conflictos con los que nos rodean.

La ventana de JoHari fue creada por dos profesores universitarios, Joseph Luft y Harry Ingham y el nombre de la herramienta viene dado por sus apellidos, aunque hay otras teorías.

En resumen, se trata de un sencillo modelo que ayuda a comprender la forma en que procesamos la información y cómo varía la percepción que tenemos de nosotros mismos y de los demás.

Dice un proverbio árabe:

«Si un hombre te dice que pareces un camello, no le hagas caso; si te lo dicen dos, mírate a un espejo.»

Viene a decir que si hay mucha gente que coincide en una misma opinión sobre ti, es posible les hayas dado razones de sobra para que opinen de esa manera. Si no les quieres escuchar, allá tú; pero eso es lo que proyectas al exterior.

La ventana de JoHari

Consta de dos ejes: el horizontal recoge lo que sé o lo que desconozco de mí mismo. Y en el vertical lo que los otros saben o desconocen de mí. De este modo, se crean los siguientes cuadrantes:

Ventana de JoHari
La ventana de JoHari

Por consiguiente en función del grado de conocimiento existen:

    • 2 áreas que yo conozco, la I y la II
    • 2 áreas que los demás conocen de mi, la I y la III
    • 2 áreas que yo desconozco de mi mismo, la III y la IV
    • 2 áreas que los demás ignoran de mi, la II y la IV
    • 1 área que Yo conozco de mi pero que los demás ignoran, la II
    • 1 área que los demás conocen de mi pero que yo Ignoro, la II
    • 1 área que ni yo conozco de mi ni os demás conocen de mi, la IV

Área pública o “sé que lo sabes”

Es la parte de nosotros mismos que los demás también ven.

Son comportamientos que dejamos al descubierto, ya sean buenos o malos (aquí se sitúan las experiencias y los datos que conoces tanto tú como las personas que te rodean). Nos movemos en esta área cuando intercambiamos información con los demás.

Según la teoría, “la persona en la que predomina el área pública vive de manera más armónica y sana, pues se muestra tal cual es, se conoce a sí misma y no vive con miedo a que los demás la conozcan”.

Por ejemplo, agradable, le gusta hacer bromas, analítico, reflexivo… o lo que sea, que tú también estés de acuerdo.

Área ciega o “no sé que lo sabes”

Es la parte que los otros perciben pero nosotros no, es decir, lo que los demás saben de nosotros y no nos cuentan.

Lo que comunicamos sin saberlo (la percepción que tienen los demás de ti mismo y de la que no siempre eres consciente, como la manera de hablar, de actuar o de interaccionar con el resto).

En muchas ocasiones, éste área es la fuente de nuestros problemas de comunicación con los demás.

No es fácil aceptar este tipo de información sobre nosotros mismos cuando se trata de una característica negativa que no reconocemos. Aun así hay que estar abiertos para aprender más sobre la impresión que causamos a los demás.

Por ejemplo, las bromas que gasta no hacen demasiada gracia, aporta más al equipo de lo que él cree…

Área oculta o “sé que no lo sabes”

Es el espacio personal privado (como indica la palabra es aquella parte de ti mismo que solo tú conoces y que no muestras en público por miedo a la reacción de terceros o a sus repercusiones).

Lo que sabemos de nosotros mismos pero que no queremos compartir.

En realidad, son sentimientos, ideas, secretos, miedos… cualquier cosa que queremos ocultar a los demás. Y lo ocultamos porque pensamos que no nos van a comprender,  no nos van a apoyar o que el grupo no lo va a aceptar.

Puede ser una timidez que no se note y que se compensa con las bromas o una prepotencia que se intenta disimular con dosis de aparente humildad.

Área desconocida o “no sé y no lo sabes”

Es la parte más misteriosa del subconsciente que ni uno mismo ni los demás  logran percibir.

Un área donde se encuentran capacidades o habilidades ocultas. Una ventana desde donde podemos explorar cosas nuevas (representa aquello de lo que ni tú ni tu entorno sois conscientes de ello).

Los creadores de este modelo nos dicen que  “en esta parte de la ventana se encuentran los sentimientos reprimidos, miedos desconocidos, fobias, y comportamientos condicionados desde que eras un niño”.

Se refiere a rasgos que desconoces hasta ese momento y que podrían ser un potencial por descubrir. Por ejemplo, una actitud valiente que de repente surge y que nunca antes se hubiera imaginado; o un deseo de alcanzar una posición jerárquica que ni la persona era consciente.

¿Quieres conocerte mejor?

Si estás dispuesto a conocerte mejor, los esfuerzos hay que ponerlos en el cuadrante 2. ¿Cómo? Pidiendo feedback a las personas más cercanas. Que te digan honestamente lo que opinan de ti.

También es importante reducir el cuadrante 3 (área oculta). Si estás ocultando cosas a tu familia o amigos, eso podría crearte problemas futuros. Lo mejor es ser honesto en tus relaciones.

Para ello, te propongo un ejercicio creado por los autores de la ventana de Johari. Sigue estos pasos:

    1. Escoge de la lista entre 5-6 características que tú consideres que son las que mejor te representan.
    2. Da a elegir a un grupo de personas las 5-6 características que según ellos son las que mejor te definen.
    3. A partir de aquí, tú mismo puedes construir tu propia ventana de Johari:
      • Clasifica como Públicos aquellos rasgos que tú has identificado y al menos otra persona ha coincidido contigo.
      • Clasifica como Ciegos los rasgos que otros han señalado pero tú no.
      • Agrupa como Ocultas las características que tú has enumerado pero que los demás no han reconocido en ti.

El resto de rasgos ponlos en el área Desconocida. Se recogen en esta área por descarte, no significa que necesariamente formen parte de tu subconsciente.

Si te animas a hacer este ejercicio, seguramente descubrirás habilidades y puntos fuertes que no sabías que tenías. A continuación, os dejo la lista de rasgos de personalidad:

Rasgos de personaildad.png
Rasgos de personalidad

Sin embargo, si quieres ir más allá y descubrir los rasgos negativos que tienes en tu área ciega, aquí tienes una lista que te puede servir. No te dejes intimidar.

Rasgos negativos.png
Rasgos negativos

La Dinámica del cambio en la ventana de JoHari

    • Un cambio en área se refleja en las otras.
    • Se requiere un gasto de energía para ocultar, negar o bloquear información.
    • La amenaza o el peligro bloquean la autopercepción; por el contrario, la mutua confianza y la consiguiente seguridad la aumentan.
    • La exposición forzada o violenta es no deseable, inefectiva y destructiva para la relación.
    • El aprendizaje interpersonal implica cambios en el área conocida.
    • El trabajo con otros se facilita al promover actividades libres y espontáneas, lo cual lleva a un mayor uso de los recursos y las capacidades de los miembros
    • Cuánto más pequeña es el área conocida más pobre es la comunicación.
    • Existe una curiosidad natural hacia el área desconocida, sólo refrenada por los usos y las costumbres, el trato social y los temores personales.
    • Una actitud positiva tiene en cuenta las áreas: ciega, oculta y desconocida y, por consiguiente respeta el deseo de los otros de no abrirse, exponerse o de hacerlo a una velocidad diferente.
    • El sistema de valores de un grupo y de sus miembros se pone en evidencia por el modo en que se manejan las áreas ciega, oculta y desconocida de la vida grupal.
    • Para dar buena información (exposición-retroalimentación) es necesario:
    • Compartir con el otro: reciprocidad.
    • Dar información descriptiva no de evaluación, específica más que genérica.
    • Tener en cuenta las necesidades afectivas del otro.
    • Dirigirse a aspectos concretos que el otro pueda modificar.
    • Que la información sea ofrecida/solicitada y nunca impuesta.
    • Aceptar que el otro no pueda o no se sienta dispuesto a recibirla.
    • Brindarla en tiempo y circunstancia adecuados.
    • Asegurarse que el contenido no sea objeto de malentendido.
    • Que la información sea útil para el comportamiento del otro.

Riesgos:

    • Posibilidad de una respuesta desfavorable o de rechazo.
    • Mal uso de la información (abuso de poder).
    • Demasiada apertura que pueda dañar la relación.

Terminando…

De la ventana de Johari me quedo con dos ideas fundamentales:

  • La confianza y el compañerismo entre las personas va creciendo a medida que se va revelando información sobre uno mismo y sobre lo que hasta ahora formaba parte de lo privado y personal.

«La confianza nunca proviene de tener todas las respuestas, sino de estar abierto a todas las preguntas. Wallace Stevens»

  • Cada persona puede aprender a conocerse a partir de los comentarios de los demás. Tanta gente no puede estar equivocada, ¿o sí?

Ya sacaré un post en un futuro con mi ventana de JoHari

¿A qué estás esperando? ¡Buena suerte y feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.