¡¡Mi post número 100!!

“Nuestra recompensa se se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa”

Mahatma Gandhi

De aquí a dentro de no mucho, este post cumplirá 2 años ya (10 de febrero). En cambio, este post que estoy escribiendo hoy, ¡¡es mi post número 100!! Es posible que para algunos no tenga mucho significado, ni 100 les parezca mucho, pero para mí, sí =).

Me hace ilusión escribiros y haceros partícipe de ello porque, al final, si he seguido con el blog, es porque he recibido feedback muy bueno de él y me habéis animado a seguir. Además, el número de visitas desde que empecé hasta ahora es increíble, así que lo primero de todo esto gracias a vosotros =).

Si os soy sincera, cuando comencé este proyecto, no estaba segura de si iba a salir adelante. La creación del blog fue a raíz del master de Coaching que hice hace dos años ya (¡madre mía cómo pasa el tiempo!). Tenía mis dudas, no sabía si podría tener tantos temas de los que escribir, y que, además, fueran de interés para la comunidad.

Pero bueno, tras esas dudas, como siempre en mi vida, no me rendí, ni dejé nada a medias, siempre que intento algo, intento hacerlo hasta el final, pese a que haya momentos malos, o no saber por dónde seguir. Alguna vez, me planteo qué cuál es el límite para dejar algo por perdido, pero en principio no me ha hecho falta, supongo que eso va en cada uno.

Estuve pensando mucho en qué escribir para este post número 100, pero no me pegaba ningún tema diferente a esto y no me gustaba la idea de dejar ideas diferentes en el blog al de la idea principal, por lo que pensé que, a lo mejor, serviría de ayuda o ideas contar cómo me he gestionado estos dos años con el tema de blog. Porque si sabéis de mí, sabéis que intento siempre estar en mil historias y eso es una gestión más general, que si queréis un día la cuento. Por lo que…

¿Cómo me he gestionado estos dos años para sacar adelante el blog?

Cuando empecé este blog, al no estar segura de la duración de este proyecto, empecé cogiendo un cuaderno no muy grande y que me llevaba a todos los lados. Esto lo hacía para ir apuntando en este cuaderno todas las ideas que se me iban ocurriendo y que sacaba de cursos, del master, del día a día, porque a mi me pasa mucho que se me ocurren las cosas en el momento más inesperado y por eso me llevaba el cuaderno a todos los lados. .

Sinceramente, iba a publicar una foto de ese cuaderno, pero lo dejé tan atrás, que no lo he encontrado 🙁

Véis numerados cada una de las ideas, para ir sabiendo cuantas ideas tengo, y para cuantos post daba, eso me daba una idea a futuro, de cuantos ideas para post tenía y cuánto podía durar el blog por así decirlo.

En cada idea, o al menos en la mayoría, al final pone idea post, libro, etc., y era una manera que utilizaba para clasificar si iba a escribir sobre un libro, sobre una idea que haya tenido, algo de un curso, etc. Lo mejor que podía para clasificar en ese plan, en un cuaderno a mano. Esto lo hacía por si algún día tenía que tirar de volver a revisar eso que había leído, apuntes, o si es de investigación, saber más rápido identificar qué hacer.

Y para acabar, podéis ver algunas ideas subrayadas de amarillo. Esto significa que sobre esto ya había escrito, pues lo tachaba y así no me confundía y escribía sobre lo mismo (aunque he de decir que, aunque no escribiese de lo mismo, hay ideas que son más o menos la misma, en estos casos al escribir subrayaba ambas ideas). De vez en cuando tenía que revisar el cuaderno para revisar ideas duplicadas.

Pero como todo, esto va evolucionando, y la tecnología se vuelve a apoderar de mí (aunque no del todo ejejje). ¿Por qué digo esto? No se exactamente al cuanto tiempo de empezar, pero ví que iba escribiendo demasiadas ideas en mi cuaderno, se me iban ocurriendo nuevas formas de clasificación y gestión, que en el cuaderno y a mano no era posible, así que, me pasé a trello.

En primer lugar, hice un backlog por cada tema grande e importante que escribía, como Agilidad, Coaching, Sketchnotes (aunque este último ha sido añadido hace poco). Este año añadí una columna de eventos, puesto que he asistido a muchas conferencias, y quería tener esa columna para ir añadiendo ideas de cada una de las conferencias y así mantenerlo registrado. Y luego, dejé una columna “otros” para dejar ahí las ideas que no sabía cómo clasificar, como temas de organización y productividad, como es este el caso.

Seguía manteniendo el cuaderno, pero sin clasificaciones, solo ideas, ¿por qué? Porque seguía teniendo la problemática de si no tengo el ordenador, no puedo escribir las ideas en trello. Pero eso fue la siguiente mejora.

Gestión del blog en trello web

Hace no mucho, me bajé la aplicación de trello, y directamente todas las ideas que tuviera, añadirlas directamente y clasificadas. Seguía manteniendo la clasificación de ideas, ideas de curso, libros, en trello, y para eso usé las etiquetas. En cada columna que añadí, las mismas etiquetas, excepto en la de otros y conferencias, no se aun si aquí aplicaría.

En la siguiente imagen, podéis ver el trello en aplicación.

Gestión del blog trello app

Terminando…

No tengo mucho más que decir al respecto, bueno también añadí un tablero con ideas que tengo para dibujar, como infografías, cartas de planning poker, cartas de agradecimiento, pero ese tablero es mucho más simple.

En ambos tableros mi columna del “listo” es publicado, para publicarlo tengo unas políticas explícitas, como por ejemplo, revisar o haber leído varias veces antes de publicar, que lleve asociada una frase y una imagen, y ahora, con esta nueva versión asegurarme que va categorizado, tiene unas etiquetas, etc.

Espero que os aporte algo mi forma de gestionar el blog.

¡Feliz miércoles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.