Los cuatro acuerdos para acercarte a la felicidad y bienestar 2/2

Deja un comentario

14 junio, 2017 por mmoralesmc

“La única razón por la que eres feliz es porque eliges serlo. La felicidad, igual que el sufrimiento, es una elección. Tal vez no podamos escapar del destino del ser humano, pero podemos elegir entre sufrir nuestro destino o disfrutar de él, entre sufrir o amar y ser feliz, entre vivir en el infierno o vivir en el cielo”

Miguel Ruiz.

La semana pasada escribí una primera parte sobre el libro los cuatro acuerdos de Dr. Miguel Ruiz (podéis leerlo aquí si aun no lo habéis leído). Espero que os haya gustado la primera parte, hoy voy a seguir con los siguientes 3 acuerdos, para recordároslo, el primero de ellos, es “Sé impecable con tus palabras”, y los tres siguientes acuerdos, nacen del primero, así que vamos allá con los tres siguientes:

2. No te tomes nada personalmente:

Suceda lo que suceda a tu alrededor, no te lo tomes personalmente. Lo que otros dicen y hacen es una proyección de su propia realidad, su propio sueño. Nada de lo que hacen es por ti. Cada persona vive su propia película en la cual es protagonista.

Cuando seas inmune a las opiniones y los actos de los demás, dejarás de ser la víctima de un sufrimiento innecesario. La impecabilidad de tus palabras te llevara a la libertad personal, al éxito y a la abundancia.

Cuando una persona te quiere hacer mal, basta con decirte algo feo y con eso basta para que logre su objetivo. Pero como lo que queremos es romper los acuerdos viejos y hacer nuevos, no tenemos que hacer caso a lo que nos digan.

En la vida siempre hay personas que no son felices y quieren que los demás tampoco lo sean por eso tratan de herir con las palabras pero si estamos seguro de lo que somos ninguna palabra que quiera hacer un acuerdo nuevo basado en el miedo dará su fruto en nuestra vida.

Piensa que cuando nos dicen algo feo es porque esa persona no tiene nada bueno en la vida que ofrecer y solo dice lo que hay en su corazón.

Algunas de las frases en el libro que a mi me han gustado mucho:

  • Tomamos las cosas personalmente porque aceptamos sin dudar lo que nos dicen.
  • Durante nuestro período de “domesticación” es donde hemos aprendido a tomarlo todo personalmente. Creemos que somos los responsables de todo.
  • Nada de lo que otras personas hacen es debido a ti. Es debido a ellos mismos.
  • Todas las personas viven en su propio sueño, en su propia mente; viven en un mundo totalmente distinto al que nosotros vivimos.
  • Cuando tomamos algo personalmente, asumimos que ellos saben lo que hay en nuestro mundo, y tratamos de imponer nuestro mundo en el suyo.
  • Cuando te tomas las cosas personalmente , te sientes ofendido, y tu reacción es defender tus creencias y crear conflictos.
  • Conviertes en grande algo que es pequeño, porque tienes la necesidad de tener la razón y hacer que los demás estén equivocados.

3. No hagas suposiciones:

Tendemos a hacer suposiciones y a sacar conclusiones sobre todo. El problema es que al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto y montamos una realidad sobre ello. Y no siempre es positiva o está guiada por la confianza o el amor, sino más frecuentemente por el miedo y nuestra propia inseguridad.

Deduzco que alguien se ha enfadado conmigo porque no respondió a mi saludo al cruzarnos y mi mente organiza toda una realidad sobre eso. Y se rompen puentes entre la otra persona y yo, difíciles de salvar. Lo mismo con nuestra pareja, con la vecina, con la escuela. Creamos realidades en base a comentarios o elementos sueltos (cuando no en base a chismes malintencionados).

“La manera de evitar las suposiciones es preguntar. Asegúrate de que las cosas te queden claras… e incluso entonces, no supongas que lo sabes todo sobre esa situación en particular”, insiste Miguel Ruiz. En última instancia y si te dejas guiar por la buena voluntad, siempre te queda la confianza… y la aceptación.

Os dejo algunas frases del libro:

  • Concédete un momento para considerar la verdad de esta afirmación.
  • Solo vemos lo que queremos ver y oímos lo que queremos oír. No percibimos las cosas tal como son.
  • Hacer suposiciones en relaciones lleva a muchas disputas y malentendidos con las personas que realmente amamos.
  • Si los demás nos dicen algo, hacemos suposiciones, y si no nos dicen nada, también las hacemos para satisfacer nuestra necesidad de saber y reemplazar la necesidad de comunicarnos.
  • Hacemos todo tipo de suposiciones porque no tenemos el valor de preguntarlo.
  • También hacemos suposiciones de nosotros mismos y eso nos produce conflictos internos.
  • El amor verdadero es aceptar a los demás tal como son sin tratar de cambiarlos.

4. Haz siempre lo máximo que puedas:

El cuarto y último acuerdo permite que los otros tres se conviertan en hábitos profundamente arraigados: haz siempre lo máximo y lo mejor que puedas. Siendo así, pase lo que pase aceptaremos las consecuencias de buen grado.

Hacerlo lo mejor posible y lo máximo que puedas, no significa que tú y yo tengamos que hacerlo de la misma manera, ni siquiera que mi respuesta en estos momentos sea la misma que en otro que me siento cansada, o no he dormido bien, o me siento llena de amor y confianza y tremendamente generosa.

Se podría decir que en cada momento de nuestra vida somos diferentes, en unas circunstancias y con unas limitaciones concretas. A veces podemos responder a lo que interpretamos como una “provocación” con una sonrisa irónica o divertida, con sentido del humor, o con una carcajada retadora, o incluso a gritos.

Pero siempre podemos intentar ser impecables con la palabra, no tomárnoslo personalmente y no sacar conclusiones precipitadas… dentro de nuestras limitaciones físicas, anímicas y en general, de cada momento. Si lo intentamos, de la mejor manera que podemos, ya es suficiente.

Os dejo algunas frases del libro:

  • Independientemente del resultado, sigue haciendo siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos.
  • Si haces lo máximo que puedas, no te juzgarás a ti mismo en ningún modo.
  • Estás aquí para vivir, para ser feliz y para amar.
  • Si haces siempre lo máximo que puedas vivirás con gran intensidad.
  • Cuando no nos gusta cómo somos, nos herimos de muy diversas maneras.
  • La acción consiste en vivir con plenitud.
  • Cuando te entregas y dejas ir el pasado, te permites estar plenamente vivo en el momento presente. Dejar ir el pasado significa disfrutar del sueño que acontece ahora mismo.

Terminando…

¿Qué os aparecido? El libro tiene gran profundidad, y se tocan temas un poco difíciles, pero al leerlo tomas conciencia de muchas cosas y le pones lógica y significado a muchas de las acciones que has hecho en tu vida.

Espero que estos dos post a modo de resumen os entre la intriga y la curiosidad de leerlo al completo, yo os lo recomiendo, porque es realmente bueno.

¡Feliz semana!

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Sitios de interés

Si estáis interesados en estos temas, os recomiendo que busquéis información en D'arte Coaching Formación Artesanal

Calendario

junio 2017
L M X J V S D
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
A %d blogueros les gusta esto: