Errores más comunes del Coaching

Deja un comentario

18 julio, 2018 por mmoralesmc

“Cuéntame y olvido. Enséñame y recuerdo. Involúcrame y aprendo.”

Benjamin Franklin.

Para empezar…

“El Coaching es una relación profesional que consiste en el arte de acompañar a uno o varios coachees durante un proceso creativo y no directivo, que potencia la capacidad de autodescubrimiento e invita a la acción en las áreas propuestas por la persona

El Coaching es un proceso continuo de mejora y tomar consciencia de estos aprendizajes, aceptarlos y abrazarlos es un paso importante para ofrecer un Coaching profesional y de calidad.

Realmente, aunque el post se llame errores, no quiero tomarlos como tal, sino lo considero más bien aprender y mejorar los puntos débiles.

Resulta normal que un coach caiga en algunos errores comunes en el desarrollo de su trabajo diario. A continuación, enumeramos algunos de los más comunes que se deben ter en cuenta para aprender coaching.

Crear dependencia

Durante las primeras semanas de coaching, el coachee suele ser un poco dependiente del coach, pues todavía no tiene la suficiente seguridad que irá consiguiendo en las semanas consecutivas. Es importante no crear una dependencia para que el coachee se pueda desarrollar y lograr sus objetivos de forma independiente

Siempre que iniciamos un proceso de Coaching éste debe concluir una vez que el Coachee resuelve el asunto que ha venido a trabajar. Si la mayoría de tus clientes te llaman de manera reiterada cada vez que das por concluida un proceso, denota debilidad en este punto.

Tomar un rol directivo

El trabajo de un Coach no es tomar decisiones, sino acompañar al Coachee para que sea él quien las tome, abriendo nuevas opciones a sus propios asuntos. Como Coaches nosotros podemos facilitar al Coche en un propio proceso de autodescubrimiento, de esta manera también reducimos la dependencia del Coachee hacia nosotros como Coaches.

Sería una equivocación tratar de resolver problemas o determinar cuáles son los objetivos que se han de marcar.

Ser impaciente

Como Coach debes establecer un patrón de crecimiento que permita obtener resultados en su justo tiempo. Los problemas no se resuelven de manera automática, necesitan un tiempo. Esto debe ser comunicado al Coachee, y por supuesto, tener este punto bien claro cada vez que se inician procesos con nuevos clientes.

El coach debe de conocer los tiempos aproximados en los que el coachee aprenderá sus habilidades y conseguirá los objetivos que se ha propuesto. No debe ser impaciente en este proceso, pues puede crear ansiedad en el coachee. Cuando sea el momento oportuno deberá de intervenir para resolver los problemas que tenga el coachee en su proceso de aprendizaje.

Ser protagonista

El coach debe dejar que el coachee revele toda la información y darle tiempo para que el mismo se dé cuenta de lo que necesita para procesar su cambio. Si le interrumpe numerosas veces con preguntas el coachee no se verá en la obligación de mejorar la situación rompiendo el silencio y, por lo tanto, no resultará productivo.

Coaching no es sinónimo de terapia. Por lo tanto, una sesión de Coaching no es terapia, hay que tener muy en cuenta ciertas áreas llamadas condiciones psicológicas diagnosticables, que incluyen: drogadicción, depresión, paranoia, esquizofrenia o desordenes de personalidad.

En estos casos hay que derivar el cliente al profesional indicado para su situación.

El Coach incoherente

La mejor manera de transmitir a otros es mostrarlo con la propia conducta. De esta forma se comunica coherencia y credibilidad. No es necesario que seas la persona perfecta que lo sabe todo, aunque sí manifestar con hechos que crees firmemente en aquello que haces y que crees en el Coachee.

Actuar de la misma manera con todos los clientes

Es importante personalizar tu modo de actuar, según las necesidades de cada cliente. Ciertamente, mantendrás tu propio estilo especial, pero utilizarás las herramientas, conceptos, distinciones y estrategias que más beneficiarán a tu cliente. Algunos Coaches caen en la trampa de “yo soy así; tómalo o déjalo”. Mantén una actitud abierta.

He de decir, que me he encontrado con mucha gente que dice “yo soy así” y os digo, que eso es una excusa para no cambiar o mejorar algo, ahí te lo dejo, por si eres un de esas personas que dice ser como es.

Arrogancia.

La arrogancia no beneficia nada al proceso de Coaching. Un Coach debe comportarse como lo que es: un proveedor de servicios al cliente, y no una persona que está por encima de las demás. Mantener la humildad es esencial.

Ser juez

El coach no debe de regañar, echar broncas, dar sermones o emitir un juicio sobre el coachee. No es su labor y además es contraproducente porque causaría rechazo en el coachee.

El coach no es un amigo ni un confesor

Sólo es una persona que orienta al coachee en el camino que la propia persona se marca y que debe recorrer. No debe dar sus opiniones, criticar ni ser un apoyo, sino que esta para escuchar y utilizar la información para que el propio coachee reflexione y marque su camino hacia sus objetivos.

El único protagonista es el coachee, por lo que es un error que el peso de la conversación recaiga sobre el coach, que se considere el protagonista, ya que su papel se centrará sólo en intervenir cuando sea necesario y realizar preguntas clave.

Terminando…

En definitiva, el coaching es un proceso mediante el cual la persona llega a cumplir un objetivo general por sí mismo, aunque con el respaldo de otra persona, un proceso en que debe crear sus propios objetivos y camino, y un proceso en el que se pueden cometer muchos errores, por lo que el coach debe ser una persona preparada y con una experiencia que sabe lo que hace y por qué lo hace y su principal objetivo es conseguir sacar el mayor provecho de su coachee para que logre sus objetivos.

Cometer errores no significa ser un coach malo, al contrario, te da la oportunidad de mejorar tus puntos débiles. Como todo trabajo, el coach es un proceso de aprendizaje y una parte de este proceso es desarrollar la capacidad de admitir y abrazar cuando te equivocas.

Por ello, resulta importante que quienes ejercen este trabajo sean capaces de reconocer, aceptar y aprender de tus “errores” para disminuir las posibilidades de que se repitan. Habrá errores, es humano, la clave está en la respuesta.

Esperamos que estos aprendizajes te sean de utilidad para mejorar día a día la calidad y profesionalidad de las sesiones, somos humanos y nos equivocamos, la cuestión es sacar todo el provecho y seguir creciendo como Profesionales de una de las profesiones más bonitas que existen.

Entre todos construimos un Coaching de calidad.

 ¡Feliz miércoles!

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Sitios de interés

Si estáis interesados en estos temas, os recomiendo que busquéis información en D'arte Coaching Formación Artesanal

Calendario

julio 2018
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
A %d blogueros les gusta esto: